Israelíes y palestinos se dan cita en Facebook

Uri Savir, antiguo negociador israelí para el conflicto con Palestina y actual presidente del Centro Peres por la Paz, decidió un día dar un giro a su empeño por conseguir la paz en Oriente Medio: había que dar voz a los ciudadanos, y en concreto a los jóvenes, para que la negociación no se anquilosara. El resultado fue la página facebook.com/YalaYL.

A día de hoy, la página es un hervidero de comentarios, preguntas, respuestas, indignación, deseos de paz, esperanza y resentimiento. Cuenta con miles de seguidores en todo el mundo: de sus 22.500 usuarios activos, el 60% son árabes, sobre todo palestinos, egipcios, jordanos y tunecinos. En parte, la web refleja el estado actual de las relaciones entre israelíes y palestinos: más incomprensión que acercamiento. Pero por otro lado, representa una oportunidad distinta.

En este caso, las posturas no están constreñidas por la retórica de los pronunciamientos oficiales, y la inmediatez del medio permite un dinamismo en el intercambio de ideas que nada tiene que ver con la exasperante lentitud de las negociaciones políticas. Además, sin la necesaria prudencia que impone la escena pública en un territorio tan inflamable, las propuestas van y vienen con una rapidez asombrosa. Se matizan, se rechazan o se aplauden, pero casi siempre hay respuesta.

Los contenidos tampoco son los convencionales en un proceso de paz formal. Junto a peticiones de firmas para manifiestos –tanto pro-israelíes como pro-palestinos–, los usuarios intercambian breves reflexiones, vídeos, historias de casos reales o incluso canciones relacionadas con el conflicto, y cada entrada es a su vez comentada por otros usuarios.

Que la solución al problema de Oriente Medio va a requerir esfuerzos por parte de todos es algo que se puede ver con claridad en esta web. Hay quien está más dispuesto a hacerlo y hay quien simplemente participa para declarar su adhesión incondicional a alguna de las partes en conflicto. De hecho, muchos de los participantes en los foros se quejan de que con esta actitud tan cerrada al diálogo, algunos usuarios están socavando el espíritu de la web.

Además del muro y de los interminables y diversísimos foros, la página cuenta con un servicio propio de noticias, tomadas de otros medios o elaboradas directamente por sus usuarios. También cuenta con varios mensajes de apoyo de personalidades ligadas al conflicto, entre los que destacan el de Simon Peres, presidente del estado de Israel, y el de Mahmoud Abbas, presidente dela Autoridad Palestina.

Ninguno de los dos mensajes pasa de ser una declaración de buenas intenciones, en el sentido más genérico de desear la paz y condenar la violencia. Simon Peres apuesta un poco más cuando señala que “ni la guerra, ni el rechazo, ni el terror, ni la ocupación” son una opción para alcanzar la paz en la región. Los dos presidentes coinciden en esperar mucho de los jóvenes: Abbas los cree capaces de “tomar la antorcha en la grave responsabilidad de conseguir una paz real y duradera”, y Peres confía en que se produzca en Oriente Medio una particular “primavera árabe”, de forma que “los jóvenes guíen al pueblo hacia una coexistencia pacífica”.

Aunque la página web contiene algunas proposiciones concretas y razonables, la mayor parte son discusiones en foros o declaraciones muy generales con un tono marcadamente pacifista. Su influencia en las siempre difíciles negociaciones entre Palestina e Israel será probablemente muy limitada. Pero, por otra parte, constituye un escenario especialmente apropiado para la discusión y el diálogo entre los jóvenes de uno y otro territorio. El mero contacto directo entre ellos, sin intermediarios políticos, ya es un logro.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares