El presidente del Líbano propone el matrimonio civil facultativo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Consejo de ministros libanés ha aprobado recientemente un proyecto de ley que plantea introducir el matrimonio civil facultativo en un país donde hasta ahora sólo se reconoce el matrimonio religioso. La iniciativa es del presidente de la República, el cristiano maronita Elías Haraui. A siete meses de las elecciones presidenciales, significa un gesto claro para desconfesionalizar la vida pública en el Líbano, donde el estatuto personal depende de la comunidad religiosa a la que se pertenezca. Un gesto que las autoridades religiosas, musulmanas y cristianas, no han recibido con agrado.

Votaron a favor del texto veintiún ministros (siete musulmanes) de los treinta que componen el Consejo. También es favorable al proyecto el presidente del Parlamento, el chiíta Nabih Berri, en la medida en que la iniciativa del presidente Haraui muestra su interés por deshacer la confesionalidad de la vida pública.

Según explica el corresponsal de Le Monde (27-III-98), el matrimonio civil no es una reivindicación popular. Es cierto que contribuiría a la unidad social al facilitar los matrimonios mixtos entre cristianos y musulmanes. Pero tendría también otras implicaciones que suscitan las reservas de la jerarquía cristiana y, en mayor grado, de los ulemas.

Para los cristianos, se abriría la posibilidad del divorcio; mientras que, para los musulmanes, el matrimonio civil facultativo implicaría modificar el régimen de sucesiones, así como los derechos de la mujer. Ofendidos por esta iniciativa, los jefes religiosos sunnitas han distribuido en Beirut y otras ciudades hojas volanderas en que claman contra el proyecto. En ellas se lee: “Hoy es el matrimonio civil; mañana será la supresión de los tribunales religiosos”. El jefe de gobierno, Rafic Hariri, que es musulmán sunnita, se ha negado a refrendar con su firma el decreto por el que se somete el proyecto a discusión en el Parlamento.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares