El valor de las guerras culturales

publicado
DURACIÓN LECTURA: 5min.
“Reformar a los demás es ambición de que todos se mofan y que todos abrigan”. La frase de Nicolás Gómez Dávila sintetiza bien la relación de amor-odio de la cultura contemporánea con el moralismo. Algo parecido ocurre con las guerras culturales: todo el mundo las deplora, pero ninguno de los interesados en difundir su visión del mundo renuncia a librarlas.  El doble juego al que alude el pensador colombiano se hace patente en el ámbito de las guerras culturales, esas grandes disputas intelectuales en las que se dirimen los valores de una sociedad. Según la narrativa más habitual, “guerra cultural” es la bandera que agitan los populistas cuando les va mal en los sondeos, pe ...

Contenido oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.