Nacionalismo
Los partidos y gobiernos que quieren frenar la inmigración han formado un frente común contra Bruselas, pero cuando uno de ellos pretende enviar inmigrantes a otro, el entendimiento se resquebraja.
Un informe del Instituto Elcano muestra el profundo desacuerdo de la sociedad catalana respecto al proceso independentista.
A la vista de la experiencia en Quebec, donde ha habido dos intentos fallidos de separarse de Canadá, cabe preguntarse cómo podría darse una secesión pacífica y democrática de un territorio. ¿Basta la voluntad de los que quieren independizarse o hay que oír también al resto del país? Como no puede haber unanimidad, ¿qué mayoría sería suficiente? ¿Cómo se asegurarían los derechos de los que no quisieran separarse? Sobre esto reflexiona Stéphane Dion, quebequés y francófono, ministro canadiense de Relaciones Intergubernamentales, en una entrevista para El País (Madrid, 25 noviembre 2003).
El escritor Amin Maalouf, un cristiano árabe, de origen libanés y nacionalizado en Francia, tiene unas coordenadas vitales muy apropiadas para reflexionar sobre cómo uno puede construir su identidad sobre muy diversas pertenencias (religión, lengua, cultura...).
Mientras que antes el poder de un Estado dependía de su extensión territorial, ahora un espacio más pequeño puede ser más próspero, lo cual estimula las secesiones. Esta es la tesis desarrollada por Pascal Boniface, director del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas, en el artículo "La prolifération étatique", publicado en Commentaire (nº 84, París, invierno 1998-99).
1 / 212

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.