Frustrar el debate descalificando al oponente

publicado
DURACIÓN LECTURA: 5min.
El pasado 11 de octubre, el Parlamento australiano bloqueó un proyecto de ley para celebrar un referéndum en febrero de 2017 sobre el matrimonio homosexual. La paradoja está en que los líderes de los dos principales partidos, el Liberal (en el poder) y el Laborista (que encabeza la oposición), están a favor de cambiar la ley, y lo único que los separa es el “cómo”: para el primero, es indispensable consultar al soberano; para el segundo, el plebiscito dispararía el número de actos homofóbicos y afectaría la sensibilidad del colectivo LGTBI. Según el líder laborista, Bill Shorten, plantear un referéndum sobre el tema sería, además de costoso, divisivo, y en sentido figurado, como obligar a una ...

Contenido para suscriptores

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.