Frustrar el debate descalificando al oponente

El pasado 11 de octubre, el Parlamento australiano bloqueó un proyecto de ley para celebrar un referéndum en febrero de 2017 sobre el matrimonio homosexual. La paradoja está en que los líderes de los dos principales partidos, el Liberal (en el poder) y el Laborista (que encabeza la oposición), están a favor de cambiar la ley, y lo único que los separa es el “cómo”: para el primero, es indispensable consultar al soberano; para el segundo, el plebiscito dispararía el

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares