Un “Manifiesto por Occidente” obtiene respaldo en Italia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Advierte que el fundamentalismo islámico y la crisis de valores son dos grandes peligros para Europa

El presidente del Senado italiano, Marcello Pera, ha puesto en marcha una iniciativa para defender las libertades y la identidad de Europa, con particular mención de sus raíces cristianas. El manifiesto “Por Occidente”, al que ya en la primera semana se han adherido más de cinco mil personas, pretende librar una batalla por encima de los partidos políticos.

A juicio de Pera, Occidente no puede hacer frente a los desafíos que se le presentan. Ni al terrorismo ni al fenómeno del fundamentalismo islámico, ni a la pérdida de valores. “Europa está enferma”, y signos de ello son “la baja natalidad, la baja competitividad y la pérdida de peso internacional”. En el interior, hay una crisis espiritual y moral que hace que Europa “se esconda y reniegue de su propia identidad”.

“Nuestra tradición está en discusión. El laicismo y el progresismo reniegan de las costumbres milenarias de nuestra historia. Como ha dicho el Papa Benedicto XVI, ‘Europa no se ama a sí misma'”.

Para superar esta crisis, Pera cree que es necesario coraje y empeño para “reafirmar los valores de la civilización occidental como fuente de principios universales e irrenunciables”, sin caer en una Europa como alternativa a Estados Unidos, sino reforzando la unión atlántica. Para ello habría que recuperar los valores que inspiraron a los padres de la Unión Europea.

La integración de los inmigrantes es posible, siempre que Europa no se “sienta culpable de su propio bienestar, ni se avergüence de sus tradiciones”, de tal manera que comparta el tesoro de sus valores con los inmigrantes, “sin aceptar que el derecho de las comunidades prevalezca por encima del de los individuos”. Europa debe empeñarse en difundir “la libertad y la democracia como valores universales válidos en todo lugar, tanto en oriente como en occidente, en el norte como en el sur”.

En once puntos, el manifiesto toca otros temas capitales, como la familia, la religión, la enseñanza, etc. Defiende “el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural”; subraya “el valor de la familia como sociedad natural fundada en el matrimonio”, que debe ser “protegida y distinguida de cualquier otra forma de unión”.

El noveno punto reafirma “la distinción entre Estado e Iglesia, sin ceder al intento laicista de relegar la dimensión religiosa a la sola esfera privada”. Otro punto señala la necesidad de “defender y promover la libertad de enseñanza”; para ello propone “la plena equiparación de la escuela no estatal con la escuela estatal”.

El manifiesto se ofrece a la lectura y a la firma en www.perloccidente.it. Está en italiano, inglés y español.

Marcello Pera (1943) es conocido como pensador en buena parte por sus estudios sobre Karl Popper, el filósofo de la “sociedad abierta”. Liberal y no creyente, Pera ha defendido en otras ocasiones los valores de la tradición europea. En 2004 firmó junto con el entonces cardenal Joseph Ratzinger el libro “Senza radici. Europa, relativismo, cristianesimo, islam” (Mondadori), en el que ambos dialogan sobre la crisis de Occidente (ver Aceprensa 164/04).

El pasado 4 de marzo fue recibido en audiencia por Benedicto XVI, para hablar de “algunos aspectos de la cultura actual, en el contexto de la situación internacional de hoy”, según un comunicado de la sala de prensa del Vaticano. Pera ha declarado públicamente en varias ocasiones que comparte con este Papa la preocupación por el relativismo cultural. Este contexto cultural, explica, por ejemplo, según Pera, la pérdida o el rechazo de las raíces cristianas que han sido decisivas para fraguar la civilización europea y occidental.

ACEPRENSA

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares