La Europa de las medidas concretas también necesita ideales

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La cumbre en Bratislava de los veintisiete jefes de Estado y de gobierno de la UE –todos menos Theresa May– era una oportunidad para relanzar el proyecto europeo, tras el mazazo del Brexit. Pero el enfoque demasiado pragmático que se ha impuesto en la reunión deja en evidencia la falta de acuerdo en torno a una visión más amplia de la UE, que inspire su agenda política. El antecedente de esta cumbre informal –cuyas decisiones no son vinculantes– está en

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares