El sistema chino se mantiene, sin base ética

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 6m. 21s.
El XVIII Congreso del Partido Comunista Chino (PCCh), inaugurado el 8 de noviembre, no buscaba sorpresas en el relevo de los líderes del Partido y del Estado, renovados cada diez años. El régimen comunista ha extremado la habitual y cuidada puesta en escena de esta reunión de alto nivel, que debe servir para reafirmar que un poder absoluto rige China desde 1949, aunque la imagen de unidad en las filas de los dirigentes hace tiempo que se ha cuarteado. Una

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares