Remover el tatuaje de la violencia

La tregua de las pandillas sigue vigente en El Salvador, pero no es la solución al alto índice de criminalidad. Hay que trabajar en la rehabilitación de los pandilleros y en la prevención, opina el director de la Fundación Antidrogas, Jaime Zablah Siri. Que en un país más pequeño que la provincia de Badajoz se produzcan 14 asesinatos diarios, deja muy en claro que se trata de una sociedad enferma de violencia. Es lo que sucede en El Salvador, tierra

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares