El Salvador: números de sangre

Cuando a un chico se le pregunta que aspira a ser de mayor, y en lugar de “capitán de barco”, “médico” o “piloto”, responde que “jefe de una pandilla”, las cosas van mal, muy mal. Así están los planes de futuro de unos cuantos niños en El Salvador, donde la acción de los grupos delictivos, las denominadas maras, fundamentalmente las llamadas “Salvatrucha” y “Barrio 18”, inunda las páginas de los diarios y los informativos con noticias de más y más

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares