Paul Cruz

17.Feb.2010
Basada en los hechos que contó un periodista en el diario Los Angeles Times, esta película es deliberadamente realista y escapa de convenciones fáciles.