Marcos Ruiz

3.Feb.2011
Un cuentecillo de poca monta que solo sabe hablar de sexo, de una manera obsesiva.