Kevin Swierszcz
Moore vuelve a aunar magia y religiosidad en su primer largometraje de animación en solitario con el que ha vuelto a ganar muchos galardones y a optar al Oscar.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.