David Masterson

2.Jun.2010
Un interesante acercamiento a los últimos días de Tolstói. Pero faltan muchos matices que permitan hacerse cargo de las contradicciones y los delirios del anciano escritor.