David A. Flannery

30.Ago.2017
La recreación de los violentos disturbios de 1967 en Detroit es una denuncia escalofriante contra el racismo, al que sin embargo falta profundidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.