Cameron Spurr

4.Nov.2011
Una de las películas más flojas de Von Trier, que intenta disimular las deficiencias del guión con maneras ampulosas.