Brian Hopkins

3.Dic.2010
La nueva película animada de DreamWorks reincide en los defectos de esta productora: faltan ideas y, en este caso, también chispa y gracia.