Alexander England

13.Ago.2020
Curioso cruce entre película de terror y comedia disparatada. Tiene grandes momentos, pero es demasiado basta para ganarse al gran público.