Ricardo Moreno Luquero
La saturación de las órbitas terrestres con decenas de miles de satélites avanza a un ritmo mayor que el de las normativas en la materia.
¿Hay algo que no hayamos visto ya sobre el primer viaje a la Luna? Pues sí, bastante. Nos lo enseña este documental.
El proyecto de llegar a la Luna ha reportado grandes beneficios intangibles y un acelerón tecnológico del que seguimos sacando provecho.
Como se ha podido ver en un reciente congreso transhumanista, esta corriente mezcla ciencia, tecnología, filantropía, negocio y hasta un poco de fe.

Contenido exclusivo para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.