Una web para planes matrimoniales

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hace apenas dos años, un par de treintañeros norteamericanos, Brian Schechter y Aaron Schildkrout, crearon una web de citas llamada How About We. Según explican en The New York Times (10-03-2012), se dieron cuenta de que los portales ya existentes se centraban demasiado en la descripción que los usuarios hacían de sí mismos, y sobre todo en la apariencia física. El proceso hasta poder conocer a alguien realmente y establecer contacto fuera de la red resultaba demasiado engorroso y lleno de falsedades.

Por eso se propusieron hacer hincapié en los posibles planes más que en la descripción de la propia personalidad. Cada usuario cuelga en la web sus propuestas empezando por How about…? (¿Qué tal si…?) y espera a que alguien le conteste afirmativamente. Así, dicen los creadores, se generan muchas más citas, y los usuarios se conocen por lo que realmente les apetece hacer. Ya habrá tiempo de irse conociendo más.

La idea ha cosechado un éxito fulgurante. Ahora, dos años después, Schechter y Schildkrout están ultimando un nuevo producto con el que planean abrirse a otro mercado: el de las parejas estables. Y no es que vayan a crear una agencia para aventuras extramatrimoniales, más bien lo contrario. Con la nueva web, que ya está anunciada pero aún no han presentado, buscan ofrecer a las parejas estables un banco de posibilidades para reforzar sus compromisos haciendo planes juntos que, por falta de tiempo, de imaginación, o por la fuerza de la rutina, llevan tiempo posponiendo.

Confiesan que en el origen del nuevo producto hay motivos antropológicos y también económicos. En cuanto a lo primero, les preocupa la elevada tasa de divorcios: “El objetivo es buscar la manera de hacer que la tasa descienda, y que el hecho de sentirse satisfecho con la relación presente se convierta en lo normal”. En cuanto a lo económico, se han dado cuenta de que en How About We pierden cada vez que ganan: los usuarios dejan de pagar su cuota, y desaparecen de la red, cuando encuentran pareja. En cambio, los matrimonios son un mercado objetivo más estable.

Schechter reconoce que la tarea de mantener un amor es más difícil que la de encontrarlo. Como ni él ni Schildkrout están casados, decidieron hacer una encuesta a matrimonios para conocer de primera mano qué tipo de problemas solían encontrar para hacer planes juntos. Las respuestas les han valido para ir moldeando su producto. Por ejemplo, lo están diseñando para que las citas ofrezcan un “paquete completo” (desde modelos de “invitación a la cita” muy aparentes y fáciles de hacer, el taxi, las entradas para el cine o el teatro, la mesa del restaurante o incluso el canguro para los niños). Así los cónyuges no tienen que dedicar demasiado tiempo a la logística. También se ofrece un banco de ideas para citas, y la posibilidad de contactar con otras parejas en busca de consejo.

En definitiva, se trata de ofrecer todas las condiciones –y eliminar los obstáculos– para que las parejas se fortalezcan. Como dice Schildkrout, “hay una inercia que hace que el amor sea difícil de sostener en el tiempo, igual que pasa con la salud. Pero intentar luchar contra esa inercia es un objetivo noble… y algo por lo que la gente estaría dispuesta a pagar”.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares