Una defensa del trabajo de la madre en casa

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
“Madre-Padre-Hijo: mientras en este país aún sea posible decirlo, sin incurrir en un delito, no me cansaré de calificarlo como la familia normal. Dentro de unos años seguramente tendremos que salir clandestinamente por las noches para hacer pintadas con esta frase en las paredes. Insisto. No porque considere otras formas de vida anormales o porque, con gran ignorancia de mi parte, no quiera ni pueda aceptar que también existen otras formas de vivir, sino porque Madre-Padre-Hijo son la mayoría. No

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares