Portugal presenta 100 compromisos para una política familiar

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 29s.

Las familias portuguesas van a tener un futuro más fácil si el gobierno lleva a la práctica los “100 compromisos para una política familiar” presentados por el primer ministro, José Manuel Durão Barroso. El plan es ambicioso y, aunque tiene apariencia de declaración de principios, Durão Barroso afirmó que los compromisos son vinculantes para su gobierno y que se cumplirán antes de 2006, fin de la actual legislatura.

El documento ha sido debatido y elaborado por el Consejo Consultivo para los Asuntos de Familia, formado por representantes de varios Ministerios y asociaciones familiares. El programa contiene medidas de discriminación positiva -especialmente para las familias numerosas-, pero a través de prestaciones sociales más que de reducciones fiscales.

En el capítulo de las relaciones trabajo-familia destaca la aprobación de un subsidio de desempleo que tenga en cuenta el número de hijos; incentivos para que las empresas promuevan puestos de trabajo a tiempo parcial y contraten a mujeres durante los 12 meses siguientes al término del permiso de maternidad; y la prioridad en el acceso a las guarderías cuando ambos cónyuges trabajen.

El gobierno se compromete también a aprobar medidas que favorezcan a las familias que tienen personas mayores a su cargo; crear Centros de Noche cuando las familias no pueden atenderlos; y extender los cuidados paliativos y el apoyo a familias con enfermos terminales.

El capítulo de la educación incluye muchas medidas, entre las que destacan la reducción de costes de material escolar; el acceso gratuito a museos y palacios nacionales; cursos de formación para padres; fomentar la cooperación entre padres y escuela en la educación de los hijos; y tomar medidas para asegurar una verdadera libertad de elección educativa.

El plan contiene otras medidas, como la emisión de certificados de “Amigas de la Familia” a entidades -escuelas, empresas, municipios y centros de salud- que destaquen por sus iniciativas; el desarrollo de un portal de Internet, ya en funcionamiento (www.familia.gov.pt), para consultar información, legislación y asuntos relacionados con la familia; y promover la creación de Centros de Apoyo a la Vida para informar y auxiliar a mujeres embarazadas que atraviesen dificultades.

La Asociación Portuguesa de Familias Numerosas (APFN) aplaude los 100 compromisos del gobierno, especialmente el subsidio de desempleo con arreglo al número de hijos. Sin embargo, lamenta que el gobierno no esté dispuesto a cambiar la política fiscal. Según la APFN, “la política fiscal es una de las causas de las bajísima natalidad que se registra en Portugal” (Correio da Manhã, 23-III-2004). La asociación cita un estudio de la consultora Deloitte que concluye que el IVA discrimina a las familias numerosas. Por esta razón, la APFN solicita al gobierno que las familias puedan reembolsar el IVA a partir de cierto límite o que se reduzca el impuesto en los productos básicos.