La conciliación es mejor si ellos se implican más

El contexto económico y social en el que se desarrollan los proyectos de vida de las nuevas familias en la actualidad hace inevitable superar el viejo modelo, en el que el padre trabajaba fuera de casa y apenas participaba en la educación de los hijos, mientras que la madre ejercía las labores del hogar y tenía una vinculación emocional más estrecha con su prole. Si el incremento del trabajo de las madres fuera del hogar representa un reto para mantener

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares