Islandia, el país europeo con más alta fecundidad

Islandia lleva camino de recuperar la tasa de fecundidad que garantice el relevo generacional. Con casi 2 hijos por mujer y un 90% de mujeres con empleos fuera del hogar, un 60% de mujeres con 3 ó más hijos, y una edad media de las mujeres en el primer parto de 25 años, este país de 300.000 habitantes es un caso llamativo en Europa. El contrapunto de esta recuperación de la natalidad es que, como en otros países nórdicos -pero en grado aún mayor-, se ha producido al margen del matrimonio: el 65% de los niños que nacen en Islandia son hijos de padres no casados.

Islandia es el país europeo con mayor tasa de fecundidad (1,93 hijos por mujer en 2004). Aunque esta tasa sigue por debajo del umbral de relevo generacional (2,1 hijos por mujer), es ya superior a la de Irlanda y, sobre todo, a diferencia de lo que sucede en esta otra isla, muestra una tendencia a la recuperación.

En Islandia no disminuye la tasa de ocupación de las mujeres después de tener el primer hijo. Las madres que trabajan fuera del hogar se han convertido allí en piezas normales del juego, si bien ganan un 39,1% menos que sus colegas varones, en términos de ingresos sometidos a impuestos. Con todo, la presencia laboral de la mujer es tan notable que en 1991 en un 12,4% de los hogares la mujer ganaba más que el varón y hoy esa cifra llega al 19,5%.

La tasa de fecundidad islandesa subió en una primera etapa a partir de 1987 al extenderse el permiso por nacimiento de 3 a 6 meses. Y en una segunda etapa a partir de 2003, al aplicarse una ley que aumentaba el permiso por nacimiento de 6 a 9 meses y mejoraba muy notablemente las compensaciones económicas (80% del salario durante el tiempo de permiso). Según explica el sociólogo Ingolfur V. Gislason, “tenemos motivos para esperar que esta tendencia continúe o se estabilice, sobre todo porque los varones están cargando cada vez más con la responsabilidad de cuidar a los niños”.

La ley islandesa de 2000 establece que tres de los meses de permiso son para la madre, tres (como los anteriores, intransferibles) para el padre y los tres restantes se los pueden repartir como quieran. Actualmente, entre el 85% y el 90% de los padres (varones) hacen uso del permiso y, dentro de él, emplean el 94% de los días disponibles. “Así que tenemos todos los motivos para suponer que las mujeres están bastante contentas de la participación de los hombres y confían en que tomarán su parte en la carga (y la alegría) de tener hijos”, concluye Gislason.

El resultado de estas tendencias no es ni mucho menos una sociedad aislada y proteccionista. Empresas islandesas salen de su isla y están en plena expansión internacional. El grupo Baugur ha adquirido en el Reino Unido la cadena Big Food Group y adquirirá próximamente Somerfield. Otro grupo dedicado a la alimentación, SIF, adquirió en diciembre de 2004 la empresa francesa Labeyrie; otro más, Bakkavor, ha adquirido el 20% de la británica Geest (ambas dedicadas a alimentación infantil); Icelandair posee el 10% de EasyJet; la farmacéutica Actavis ha comprado empresas de su ramo en Bulgaria, Serbia y Turquía (“The Economist”, 19-02-2005).

Santiago Mata

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares