Francia: un pacto legal para las parejas no casadas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 57s.

El Ministerio de Justicia francés hizo público, el 29 de abril, el informe final de la comisión jurídica encargada de estudiar un “Pacto de Interés Común” (PIC), fórmula que podría dar estatuto jurídico (con consecuencias económicas y sociales) a cualquier pareja mayor de edad (heterosexual, homosexual, de hermanos, amigos, etc.), que no esté casada y desee organizarse la vida en común.

La mayor parte de los requisitos para suscribir este pacto, que se inspira en el derecho de sociedades y mantiene marcadas diferencias con el matrimonio, se dieron a conocer el pasado marzo (ver servicio 44/98). Pero el informe definitivo concreta algunas implicaciones fiscales y sociales. Se trata de un informe consultivo, que el gobierno puede hacer suyo o no.

Así, quien tenga suscrito un PIC con una persona y a la vez dependa de ella a efectos de Seguridad Social, tendrá derecho a las prestaciones del seguro médico, o a las pensiones por maternidad e invalidez o a la retribución por fallecimiento. Para cobrar la pensión de viudedad, el PIC deberá llevar vigente al menos dos años, como se exige a los casados un mínimo de dos años desde la boda.

Sólo en un caso el PIC es más restrictivo que el matrimonio: si una de las partes firmantes de un PIC quiere cobrar la pensión de jubilación de la otra se necesita que el pacto lleve dos años vigente, mientras que, en el caso de los casados, no se impone ninguna condición temporal.

Por lo que se refiere a la adopción de menores, hasta ahora en Francia sólo está permitida a las parejas casadas que lleven conviviendo al menos dos años. En cambio, el informe recomienda que se permita también hacerlo a las parejas heterosexuales con un PIC firmado al menos dos años antes. Es la única ocasión en que el PIC distingue tipos de parejas, no dando esa posibilidad a las demás parejas, incluidas las de homosexuales. Al PIC se le critica que, al no exigir la firma ante notario ni la inscripción en el ayuntamiento, puede dar lugar a fraudes en el caso de que alguien firme varios PIC en función de intereses económicos diversos.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares