El parlamento australiano rechaza el matrimonio homosexual

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 9s.

Dos intentos de legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo han fracasado en el Parlamento federal australiano en los últimos días de septiembre. Un proyecto presentado por un diputado laborista fue derrotado por 98 votos contra 42 en la Cámara de Representantes. Otro proyecto semejante, propuesto por tres parlamentarios laboristas en el Senado, fue derrotado por 41 votos contra 26.

El partido laborista gobernante permitió que sus diputados votaran en conciencia, y de hecho adoptaron distintas posiciones. Diez de los 17 ministros con escaño en la Cámara de Representantes votaron a favor del matrimonio gay, mientras que la primera ministra Julia Gillard votó en contra. El partido de la oposición, liberal, votó en bloque en contra; dos senadores liberales, que estaban a favor del proyecto, se ausentaron para no votar en contra de la postura de su partido.

Hay pendiente en el Senado otro proyecto a favor del matrimonio gay, propuesto por una senadora del partido Verde, pero tiene pocas posibilidades de salir adelante en el actual parlamento.

Sin embargo, la batalla sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo está lejos de haber concluido. Aunque el matrimonio es competencia del Parlamento federal, algunos estados prefieren seguir adelante por su cuenta. En Tasmania la Cámara Baja ha aprobado una propuesta a favor del matrimonio gay, aunque la ley federal no le permite cambiar la definición de matrimonio.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares