El matrimonio gay en EE.UU. se extiende a golpe de sentencia

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 15s.

Casi un mes después de que un tribunal federal impusiera el matrimonio gay en Utah, contra la Constitución del estado (ver Aceprensa, 9-01-2014), otro ha hecho lo mismo con Oklahoma. Esta segunda sentencia se basa, como la anterior, en la del Tribunal Supremo que obligó a la Administración federal a reconocer los matrimonios homosexuales admitidos en algún estado.

También en Oklahoma se había definido el matrimonio como unión de un hombre y una mujer en la Constitución estatal en virtud de un referéndum celebrado el mismo año, 2004, solo que por mayoría aún más amplia que en Utah: 75%.

Esta vez, el juez ha decidido dejar en suspenso su sentencia contra Oklahoma mientras se resuelve el recurso del estado, a la vista de lo que pasó con la anterior. En el caso de Utah, ni el tribunal de distrito ni el de apelaciones consintieron retrasar la ejecución de la sentencia, de modo que empezaron a celebrarse matrimonios homosexuales. Pero dos semanas después, el Tribunal Supremo ordenó la suspensión, y la enmienda constitucional volvió a estar en vigor.

Los recursos de Utah y Oklahoma llegarán al mismo tribunal de apelaciones, con sede en Denver, pues ambos estados pertenecen a la misma región judicial (circuit), la décima. Para el de Utah, el tribunal ha previsto aplicar el trámite de urgencia, de modo que las partes tienen hasta final de febrero para presentar sus alegaciones.