El hogar con dos sueldos es la norma en la UE

Los hogares de la Unión Europea (UE) en los que trabajan los dos miembros de la pareja son el modelo dominante. Según un estudio de Eurostat, en 2000 casi el 60% de los matrimonios tenían dos empleos, mientras que en 1992 la proporción era el 51,5%. Tener hijos o no apenas influye: las tasas son el 59% en las parejas con hijos y el 60,7% en las parejas sin hijos. En 1992 la diferencia era mayor: de 49,8% a 53,2%, respectivamente. El estudio se ha hecho sobre las parejas en que al menos un miembro tiene ingresos de trabajo y se refieren a 12 de los 15 países de la UE.

Como se ve en la tabla, las mayores proporciones de matrimonios con dos sueldos están en los países del norte (Gran Bretaña, Bélgica, Holanda, Alemania), y las menores, en los del sur (España, Italia, Grecia), con la notable excepción de Portugal, que presenta una tasa superior a la media en las parejas sin hijos y la más alta de todas en las parejas con hijos. España ocupa el último lugar en los dos capítulos, pero ha registrado el mayor incremento desde 1992: 12 puntos en ambos casos.

En seis de los doce países estudiados, la proporción de parejas con dos sueldos es igual o mayor para las que tienen hijos que para las que no tienen. En general, las diferencias de nivel de empleo entre países son mayores que las diferencias entre los dos tipos de parejas. Hay algunos países con disparidades significativas, pero no todas son en el mismo sentido. Mientras que en Irlanda, Alemania y Gran Bretaña la tasa baja alrededor de 10 puntos cuando hay hijos, en Bélgica y Portugal sucede lo contrario. En cambio, en todos los países se encuentra una circunstancia más determinante que los hijos: cuanto más elevado es el nivel de instrucción de la mujer, más probable es que trabajen los dos miembros de la pareja.

Entre las parejas con dos empleos, la situación más común es que ambos cónyuges tengan empleo de dedicación completa. El segundo caso más frecuente es que el hombre tenga jornada completa y la mujer, jornada parcial (menos de 30 horas a la semana). Pero hay tres países -Holanda, Gran Bretaña y Alemania- en que la segunda situación está más extendida que la primera entre las parejas con hijos. La diferencia es muy marcada en Holanda, donde se ha favorecido mucho los empleos de dedicación parcial y -como en otros países- las mujeres han tomado la mayor parte de ellos. Las otras dos posibilidades son muy minoritarias en todos los países. Bélgica es el que tiene mayores porcentajes de parejas en que el hombre trabaja a tiempo parcial y la mujer a tiempo completo: 1,7% de las parejas con hijos y 2,5% de las parejas sin hijos. Y las mayores tasas de parejas con dos empleos de dedicación parcial se dan en Holanda: 2,3% de las que tienen hijos y 2,2% de las que no tienen.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares