El gobierno holandés subvenciona iniciativas para conciliar trabajo y familia

Amsterdam. El Ministerio de Asuntos Sociales y Trabajo de Holanda ha adjudicado 9,5 millones de florines (4,3 millones de euros) a 32 programas experimentales cuyo fin es ayudar a compaginar el trabajo profesional con la atención al hogar. Esta cantidad se suma a los 60 millones de florines invertidos anteriormente en unos 100 proyectos repartidos por todo el país, tanto de organismos oficiales como de iniciativa privada.

Nanny Service, Vecinos, Buenos días, Trabajo flexible, Acogida de niños en una granja, Nadie fuera de juego, son nombres de las ideas de última hora, que van en la línea de los servicios personales, acogida de niños y uso de las escuelas para otras actividades después del horario escolar. También abundan iniciativas en el sector de las tecnologías de la comunicación. Por ejemplo, la compañía de seguros Intepolis está diseñando un modelo para prever el contingente de teletrabajo -trabajo desde casa con conexión a la empresa- y medir la productividad en él. Se pretende usar la modalidad de teletrabajo en más tipos de empleos.

Otra dirección es facilitar el cuidado a domicilio de personas necesitadas y canalizar de algún modo su financiación. La Fundación Thuiszorg (cuidado a domicilio), de Amsterdam, ha escogido a dos grupos de mujeres turcas y marroquíes que cuidan de sus padres enfermos. A través de la citada fundación, lo hacen ahora de una forma registrada en las ayudas previstas por la Seguridad Social. Otra fundación de la capital holandesa, Humanitas, está creando una franquicia para servicios de ayuda doméstica y reparaciones a domicilio.

Diversos ayuntamientos tratan de cambiar los horarios escolares y acoplarlos a los de las empresas. En Etten-Leur se están adaptando unos edificios a modo de internado multifuncional, con ayuda de empresas locales, para acogida ininterrumpida de niños durante las 24 horas del día.

La participación de la mujer holandesa en el mundo laboral, a pesar del gran porcentaje de mujeres que trabajan a tiempo parcial (dos tercios del empleo total femenino), sigue siendo baja (ver servicio 122/98). El gobierno, además de subvencionar proyectos, ha invertido 500 millones de euros en permisos parentales y guarderías.

Mariángeles Nogueras, que obtuvo más de 350.000 florines de subvención para su consultoría “Organización, Familia, Iniciativa”, constata que “la situación va mejorando. Pero a veces las soluciones son muy limitadas, o se confunde el cuidado de la casa con la maternidad; pero aunque la maternidad no se puede delegar, lo otro sí. Holanda es un país abierto a la flexibilidad, pero los cambios de mentalidad van lentos”.

Carmen Montón

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares