El Fisco alemán tratará mejor a las familias con hijos

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 12s.

A partir del próximo año, la Hacienda alemana será más favorable a las familias con hijos. La reforma fiscal, que acaba de aprobar el Parlamento, eleva el mínimo de renta exento de impuestos, mejora los subsidios por hijo y otorga otras ventajas. La nueva legislación responde a una sentencia del Tribunal Constitucional, que en 1992 estableció que el Fisco alemán discriminaba a las familias con hijos respecto a las parejas sin descendencia.

El mínimo exento -aquella parte de renta que se considera indispensable para vivir- aumentará a 12.000 marcos para el contribuyente soltero y a 24.000 marcos (unos dos millones de pesetas) para el casado. De esta exención se benefician todos los contribuyentes, pues la progresividad del impuesto sólo influye a partir de este nivel de renta. En concepto de subsidios por hijo, las familias recibirán cada mes 200 marcos (17.200 pesetas) por el primer y el segundo hijo. Tanto la elevación del mínimo exento como el aumento de los subsidios familiares han contado con el apoyo de los socialdemócratas. Para financiar estas nuevas ventajas familiares se eliminarán algunas otras deducciones fiscales.

El pasado agosto, el Tribunal Constitucional decidió en otra sentencia que a partir de 1997 la “primera casa” no se tendrá en cuenta en el impuesto sobre el patrimonio, ni tampoco habrá que pagar impuestos por herencia cuando la propiedad de la casa pase a un miembro de la familia.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares