Cientos de niños ugandeses, vendidos como esclavos en Sudán

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 8s.

Unicef calcula que hasta ahora unos 3.000 niños y adolescentes se han convertido en esclavos del Ejército de Resistencia del Señor (LRA), al norte de Uganda. Los guerrilleros del LRA secuestran a los niños y les obligan a transportar equipos y mercancías. Algunos los cambian por armas a traficantes árabes, en la frontera sur de Sudán. Por lo que pronto son alistados para combatir contra el Ejército de Liberación sudanés. Los rebeldes del LRA continúan robando niños; obligan a los varones a participar en ataques armados y entregan las adolescentes como premio a los soldados.

Cada semana desaparecen un promedio de 30 niños. Para prevenir nuevos secuestros han cerrado todas menos una de las 180 escuelas de la región. Según Le Monde (22-XI-96), en octubre fueron arrebatadas 141 alumnas del colegio católico SaintMary. Dos de ellas pudieron escapar, y otras 109 fueron liberadas gracias a una religiosa, que, arriesgando su vida, siguió a los rebeldes para suplicar que liberaran a las adolescentes. Otras treinta siguen en paradero desconocido. Juan Pablo II hizo un llamamiento para encontrar a estas jóvenes.

Con la ayuda especial del gobierno noruego, en 1995 Unicef y la ONG World Vision abrieron en Uganda un centro de readaptación y cuidado para los niños que han podido ser recuperados. Hoy alberga a 300 niños ugandeses.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares