Canadá: las madres no casadas presentan más complicaciones del embarazo

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 33s.

Según un estudio del Instituto Nacional de Estadística de Canadá, algunas complicaciones del embarazo, como el parto prematuro, retardo del crecimiento intrauterino, bajo peso del nacido, aborto espontáneo y mortalidad neonatal y postneonatal, son más frecuentes en las madres que no están casadas. El estudio se ha realizado sobre 720.586 nacidos en la provincia de Quebec, entre 1990 y 1997.

La información que ha manejado el estudio (1) permite establecer la prevalencia de las dificultades según el estado civil de la gestante, dividido en cuatro grupos: matrimonio, unión de hecho, soltera con información del padre en el registro civil y soltera sin información del padre.

Los resultados muestran una significativa relación entre las complicaciones del embarazo y los tres grupos estudiados diferentes del matrimonio, si bien las madres solteras en las que no aparece información del padre en el registro del hijo son las que sufren más complicaciones.

El estudio expresa los datos en forma de estimación de riesgo -una de las herramientas estadísticas más usadas para la investigación clínica de factores de riesgo-, que corresponde a la probabilidad en un grupo dividida por la probabilidad en otro. En este caso, sería el cociente de probabilidad de que una mujer no casada presente complicaciones en el embarazo con relación a las mujeres casadas, que es el grupo que se utiliza como referencia. Cuando el resultado de la división -“odds ratio”- es menor o igual que 1, la complicación del embarazo es independiente del estado civil de la mujer; y cuando es mayor que 1, existe riesgo.

Según esto, la “odds ratio” de que una mujer que vive en una unión de hecho tenga un parto prematuro es 1,14; el de un hijo con peso bajo, 1,21; el de que tenga un feto con retardo de crecimiento intrauterino, 1,18; el de que el hijo sufra muerte neonatal (0-27 días), 1,07; y 1,23 de que sufra muerte postneonatal (28-364 días). Las “odds ratios” de los otros dos grupos de solteras son ligeramente superiores, también mayores que 1.

El estudio concluye que estos datos expresan que existe mayor riesgo de complicaciones en el embarazo cuando la mujer no está casada que cuando lo está. Las autoridades sanitarias de Canadá han mostrado preocupación al conocer los resultados ya que la diferencia en las complicaciones del embarazo se mantiene a pesar del sorprendente aumento y creciente aceptación de las uniones de hecho en el país: en 1997, el 44% de los nacimientos que se produjeron en Quebec se dieron fuera del matrimonio; más del doble que en 1990 (20%).

Los investigadores reconocen que el estudio no utiliza otros factores de riesgo, como el tabaquismo, el nivel de ingresos o el estrés que puede producir un embarazo dentro de una relación inestable. Por eso aconsejan realizar nuevos estudios que expliquen las causas de que las mujeres no casadas sufran más complicaciones en el embarazo.

____________________(1) “Disparities in Pregnancy Outcomes According to Marital and Cohabitation Status”, Obstetrics and Gynecology 2004; 103: 1.300-1.307.