Michael D. O'Brien

2.Sep.2008
Estamos ante una de las mejores novelas católicas de este tiempo, si por novela católica hay que entender aquella que narra el combate entre la gracia y el pecado en el seno de uno o varios personajes.