Llorenç Villalonga

18.Jul.2017
Nueva edición de esta novela, ambientada a finales del XIX en una bucólica finca de la sierra de Mallorca, que cuenta la historia de los últimos señores de Bearn. Sutil reflexión poética sobre el paso del tiempo, el amor y el papel de la memoria en la formación de la identidad.