Günter Grass

24.Jun.2009
Segunda parte de sus memorias, tras la publicación de su polémica autobiografía Pelando la cebolla. Grass ha querido rebajar el tono pretencioso de la primera parte y ha decidido que sean sus hijos, en un tono familiar y dialogado, los que hablen de su padre. Pero el resultado es confuso como novela y distante como libro de memorias.