George Horace Lorimer

9.Jun.2009
El director de una gran empresa americana alecciona a su hijo en las aptitudes y actitudes que debería poseer si aspira a tomar el relevo de su padre en la dirección de su negocio. Es una obra de principios del siglo XX, didáctica y amena, presentada como un compendio epistolar en el que se recogen reflexiones universales.