Tres de cada cuatro alumnos españoles cursan religión católica

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Los últimos datos de la Conferencia Episcopal Española, correspondientes a este curso, sobre inscripciones en la asignatura de religión católica, que es voluntaria, reflejan un ligero descenso respecto al año anterior. Ahora están matriculados el 75,7% de los alumnos de enseñanza no universitaria; en el curso pasado eran el 77%.

La mayor variación se da en Bachillerato (16-18 años), nivel en que la proporción baja del 53,5% en 2006-2007 al 48,9%. Es la primera vez que eligen religión católica menos de la mitad de los alumnos. En todos los tipos de colegio se registra un descenso, pero el mayor no se da en los centros públicos (del 38,2% al 36,8%), sino en los religiosos (del 98,4% al 89,3%), seguidos de los privados de titularidad civil (del 67,6% al 61,4%).

En los otros niveles la bajada es mucho menor: no llega a 1 punto porcentual en Educación Infantil (3-6 años), es de 1,6 puntos en Primaria (6-12 años) y de 1,1 puntos en Educación Secundaria Obligatoria (ESO, 12-16 años). Vista según el tipo de centro, la variación presenta magnitudes semejantes, en torno a 1 punto, lo que no supone cambio de tendencia. En los últimos cinco años, la opción por la religión católica ha perdido 3 puntos en total.

Si un alumno -o sus padres- no escoge religión católica, puede optar por la enseñanza de otra religión, por una asignatura no confesional sobre el hecho religioso, o por “atención educativa”, según dispone la última reforma escolar, la LOE, aprobada hace dos años. Esta última opción no tiene contenido específico ni es evaluable; debe definirla y organizarla cada centro, y en la práctica puede no ser más que tiempo libre adicional. Según estimaciones de la Conferencia Episcopal, en ESO y Bachillerato, niveles en que es común que no decidan los padres sino los chicos, algo más de un tercio de los alumnos ha elegido “atención educativa”. Esta ausencia de alternativa comparable explica, a juicio de la Conferencia Episcopal, buena parte de la caída de las matrículas en religión después de Primaria.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares