Rendimiento por debajo de la media y estancado

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 27s.

El rendimiento educativo en España, en comparación con los 65 países que participan en el Informe PISA, permanece en una gris zona media, sin que se observen progresos en los últimos años y con pocos alumnos excelentes. El informe PISA de esta edición se fija especialmente en las matemáticas, aunque también tiene en cuenta la lectura y las ciencias. Recogemos algunas conclusiones del análisis particularizado sobre España.

– El rendimiento educativo de España en matemáticas, lectura y ciencias permanece justo por debajo de la media de la OCDE, a pesar de haberse incrementado en un 35% el gasto en educación desde 2003.

– La puntuación media de los alumnos españoles en matemáticas es de 484 puntos, por debajo de la media de la OCDE (494), y se sitúa en el puesto 33 de los 65 países que participaron en la evaluación.

– España también obtiene resultados por debajo de la media en comprensión lectora (488 frente a una media de 496) y en ciencias (496 frente a 501).

– Se observa una tendencia al estancamiento. El rendimiento medio en lectura permanece estable desde 2000, el de ciencias desde 2006 y el de matemáticas desde 2003, a pesar de todos los esfuerzos de reforma a nivel nacional y regional.

– El porcentaje de alumnos españoles excelentes en matemáticas (8%) está por debajo de la media de la OCDE (13%), y el de los rezagados (24%) es similar al de la media (23%) y no cambió significativamente desde 2003.

– Tampoco puede decirse que los mediocres resultados se compensen con una mayor equidad, ya que ésta ha empeorado desde 2003. En 2012 los alumnos con un nivel socio-económico favorecido superaron a los alumnos menos favorecidos en 34 puntos en matemáticas, una diferencia 6 puntos superior a la observada en 2003.

– Las diferencias en rendimiento entre los centros con alumnos más favorecidos y menos favorecidos es relativamente pequeña en España (26 puntos frente a los 71 puntos de media de la OCDE), mientras que las diferencias más significativas se dan entre los alumnos que asisten al mismo centro, principalmente entre los de distinto nivel socioeconómico.

– Aumenta la superioridad de los chicos sobre las chicas en matemáticas (16 puntos) y en ciencias (7 puntos), mientras que en lectura son ellas las que obtienen de media 29 puntos más que los chicos.

– Existe una diferencia de alrededor 55 puntos entre las comunidades españolas con un mayor y un menor rendimiento educativo, el equivalente a casi año y medio de escolarización. Más del 85% de las diferencias entre comunidades son atribuibles a diferencias socioeconómicas.

– No parece que los problemas de la educación española dependan fundamentalmente del gasto. España gasta casi 60.000 € por alumno entre las edades de 6 y 15 años, un tercio más que en 2003. El salario de los profesores, en relación con los salarios de otras profesiones, está por encima de la media. Tampoco se advierte masificación: la ratio profesor-alumno se encuentra en la media de la OCDE.

– Repetir curso sigue siendo algo muy común y costoso: uno de cada tres alumnos de 15 años declara haber repetido al menos un curso, y el coste anual por alumno repetidor se estima en más de 20.000 €.

– Una mayor autonomía de los centros –dice el informe sobre España– a la hora de diseñar el currículo y las evaluaciones podría conducir a mejoras en el rendimiento, siempre que el sistema escolar, en su conjunto, tenga en marcha mecanismos de rendimiento de cuentas.

– Las evaluaciones externas son relativamente poco comunes en España. El porcentaje de alumnos que asisten a centros que hacen públicos los datos sobre los resultados de los alumnos está muy por debajo de la media de la OCDE (13% en España frente al 45% de media en la OCDE). Esto parece abonar la necesidad de más evaluaciones externas, como las reválidas previstas en la nueva reforma educativa.

– Si en algo destacan los alumnos españoles es por un fuerte sentido de pertenencia a su centro: el 87% declaran encontrarse contentos en su centro educativo, por encima de la media de la OCDE (80%).

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares