Precios más altos y menos alumnos en las universidades de EE.UU.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 25s.

La crisis económica está privando de alumnos a muchas universidades norteamericanas, dice la revista Time a partir de datos de distintas fuentes. La agencia de calificación Moody’s dice en un informe que el 41% de las universidades privadas de EE.UU. han visto bajar el número de matriculaciones, pese a ofrecer descuentos en las tasas. Según la National Association of College and University Business Officers, en un tercio de ellas el número de alumnos ha bajado ya un 5%.

Ahora que se cierra el plazo de solicitudes para el semestre de otoño, hay 375 universidades que no han cubierto la oferta, casi cien más que el año pasado. De ellas, el 70% son privadas.

También en los llamados community colleges, centros públicos de educación superior donde se cursan carreras de dos años, se ha percibido un descenso del 1% en las inscripciones, tras un aumento del 22% en el quinquenio anterior. Al principio, la crisis les dio más alumnos, pues muchos trabajadores que se habían quedado en paro quisieron reciclarse. Ahora se empieza a notar el recorte de las ayudas públicas, aunque los community colleges son mucho más baratos que las universidades.

Las instituciones más prestigiosas, sin embargo, parecen inmunes a esta crisis y siguen pudiendo permitirse el lujo de seleccionar los mejores candidatos. Así, para el próximo semestre, Harvard ha admitido sólo al 5,9% de los más de 34.000 solicitantes, Yale al 6,8% y Pricenton al 7,9%.

Una universidad más cara
Barmak Nassirian, director ejecutivo de la American Association of Collegiate Registrars and Admissions Officers, una institución que engloba a más de 2.600 universidades, cree que la causa principal de este descenso es el alto precio de los estudios superiores y el nivel de endeudamiento: “Cuando las cosas iban bien –la Bolsa subía y el paro era bajo–, el sector también crecía porque los padres podían permitírselo”, señaló.

Ahora, sin embargo, muchas familias están afectadas por la crisis y no pueden hacer frente al coste de las tasas, que han subido un 9% este último año, principalmente a causa de los recortes presupuestarios. En efecto, los estados han reducido el gasto por alumno un 11% en los dos últimos años.

Los estudiantes confirman este diagnóstico. En un sondeo del Higher Education Research Institute, de la UCLA, el 42% dijeron que para ellos el coste de la matrícula y las becas y préstamos disponibles eran un factor muy importante para elegir universidad.

Estos datos de descenso, señala Time, llegan justo cuando los políticos norteamericanos está preocupados por aumentar la proporción de universitarios, que se ha estancado. Estados Unidos, en otros tiempos número uno mundial, hoy ocupa el puesto 16 en la OCDE por el porcentaje de jóvenes de 25-34 años con estudios superiores: el 41%, igual que los de generaciones precedentes.