Ontario: deducciones fiscales para las familias que optan por la enseñanza privada

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El pasado 27 de junio se aprobó en Ontario, como parte de la ley de presupuestos, otorgar deducciones fiscales a las familias que envían a sus hijos a escuelas privadas. La medida, propuesta por el gobierno conservador presidido desde 1995 por Mike Harris, prevé desgravaciones de hasta el equivalente de 3.500 dólares canadienses (2.300 dólares USA).

Otras seis provincias canadienses sufragan parte del costo de la enseñanza privada, pero por medio de subvenciones a los centros educativos. Ontario será la primera provincia que “entregue” dinero directamente a los padres, inaugurando en el país un sistema parecido al llamado cheque escolar.

La ley aprobada contempla un crecimiento escalonado de las deducciones fiscales a las familias con hijos en la enseñanza privada, a razón de 700 dólares canadienses anuales. La desgravación máxima, 3.500 dólares, equivale a la mitad de lo que cuesta a la provincia mantener una plaza escolar en la enseñanza pública. Ontario cuenta con 730 escuelas privadas, de las que la mitad tienen carácter confesional.

La propuesta de Harris superó la fuerte oposición de los liberales, del New Democratic Party y de los sindicatos de profesores de la enseñanza pública. Los contrarios a la medida argumentan que propiciará la segregación social. Por otro lado, consideran injustas las deducciones porque los centros privados no están obligados a seguir el plan de estudios oficial de Ontario, sus profesores no necesitan habilitación por parte de la autoridad pública y los alumnos no se presentan a los exámenes oficiales.

Los resultados de un reciente estudio de Statistics Canada, reseñado por National Post (Toronto, 5-VII-2001), cuestionan la percepción de que la enseñanza privada es cosa de ricos. Según la encuesta, que recoge datos sobre las matrículas de 32.000 alumnos, el 29% de los chicos canadienses que estudian en centros privados proviene de familias con ingresos por debajo de los 50.000 dólares anuales. El porcentaje de alumnos cuyas familias ingresan entre 50.000 y 100.000 dólares es muy parecido en la privada (46%) y en la pública (44%). En la provincia de Ontario se da el mayor porcentaje (37%) de alumnos de la privada que provienen de familias con alto nivel de renta (superior a 100.000 dólares).

El estudio constata, además, el crecimiento gradual de la opción de las familias canadienses por la enseñanza privada durante la década de los 90. En el curso 1998/99, el 5,6% de los alumnos de primaria y secundaria estaban matriculados en centros privados; en 1987/88, la proporción era del 4,6%. Quebec es la provincia con mayor presencia de la escuela privada, con un 9,2% del total de alumnos.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares