Los títulos universitarios europeos están por inventar

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 18s.

Gracias al programa Erasmus de intercambios universitarios, un creciente número de estudiantes de la Comunidad Europea -unos 90.000 este curso- pueden estudiar durante algunos meses en una universidad extranjera. Pero esto no implica que dentro de poco existan títulos universitarios europeos. Más bien lo que están desarrollando las Universidades son acuerdos de cooperación y de mutuo reconocimiento de estudios, sin esperar a una armonización de las legislaciones universitarias decidida desde Bruselas.

El ideal es que los estudiantes puedan seguir cursos realmente integrados, con estancias en dos o más universidades, y coronados con títulos comunes de las universidades implicadas. Por ahora, las iniciativas que permiten obtener la doble titulación son escasas. L’Express (27-V-93) da cuenta de algunos ejemplos, referidos a universidades francesas. En París I existe una licenciatura de derecho franco-alemán para alumnos de ambos países: cada promoción de 40 estudiantes, la mitad de cada nacionalidad, pasa los dos primeros años en Alemania y los otros dos en París. A su vez, la ESC de Lyon ha concluido acuerdos para crear nueve dobles diplomas con distintas universidades europeas. En la Universidad de París III, un convenio establecido con las universidades de Bath, de Berlín, de Siena y de Barcelona permitirá a los estudiantes seguir estudios en tres países (incluido el propio).

En España, se multiplican los convenios de cooperación con universidades extranjeras, pero muy pocas comparten títulos. Una de estas iniciativas es la de la Escuela de Ingenieros de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Cataluña. Sus alumnos pueden estudiar los dos últimos cursos y realizar el proyecto de fin de carrera en la escuela homóloga de París o en la de Brest, y viceversa. Los estudiantes que se acojan a esta posibilidad obtendrán el título de las dos universidades. Otras iniciativas van en la línea de crear redes de centros, como la Community of European Management Schools, que expiden títulos comunes.

Esta tendencia a crear redes de centros va a ser estimulada por Bruselas, según declaraciones de Antonio Ruberti, comisario europeo encargado de la Educación: “Una Universidad europea, stricto sensu, es difícilmente planteable -afirma en L’Express-. Más bien queremos favorecer la creación de redes de centros. Hay que estimular el reconocimiento de los créditos y los acuerdos entre universidades sobre la duración de los estudios, los contenidos mínimos de las enseñanzas, etc. Por ejemplo, ¿por qué no plantearse una evaluación de las universidades a nivel europeo, con criterios establecidos de común acuerdo?”. La Comisión se declara abierta a nuevas iniciativas, si bien precisa que los Estados y las regiones deberán contribuir a financiarlas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares