Los obispos españoles critican la Educación para la Ciudadanía

El pasado 20 de junio los obispos españoles publicaron una nueva declaración sobre la Ley Orgánica de Educación (LOE). En el documento se abordaban dos cuestiones: el estatuto laboral de los profesores de Religión y la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Extraemos algunos fragmentos de la declaración.

Respecto al estatuto laboral de los profesores de Religión, la Conferencia Episcopal valora de forma positiva “que el contrato laboral de los profesores de religión sea de duración indefinida”. Y añade: “los beneficios laborales que ello comporta hacen justicia a su labor y contribuyen a dignificar su importante misión”.

Sin embargo, Conferencia Episcopal se manifiesta disconforme con dos aspectos de los decretos que desarrollan la LOE. El primero es la omisión del Derecho canónico en las revocaciones de profesores (es decir, los tribunales civiles seguirán decidiendo sobre la idoneidad de los profesores de Religión); el segundo, que la administración pública asignará a los profesores de Religión el puesto que deban ocupar.

Con respecto a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, los obispos españoles recuerdan que la educación es un derecho inalienable de los padres, “en el marco de un ordenamiento democrático respetuoso de la libertad de conciencia y del pluralismo social”. Por eso la Constitución española establece que corresponde a los padres elegir la formación moral que deseen para sus hijos.

Añade la declaración que la nueva asignatura obligatoria, tal como está planteada, supone enseñar una determinada concepción moral sin tener en cuenta la decisión de los padres. Así, “todos los alumnos, católicos o no, quedan afectados en sus derechos, ya que a ninguno se le puede imponer una formación moral no elegida por él o por sus padres: ni una supuestamente mayoritaria, ni la católica, ni ninguna otra”.

La declaración acaba puntualizando que existen varios medios para evitar esta imposición, y aclaran que la Conferencia Episcopal no aboga por ninguno en particular.

Fuente: Conferencia Episcopal Española

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares