La laicidad, en clave de cooperación

Una idea adecuada de la neutralidad es aquella que no se empeña en enfrentar al Estado con sus raíces cristianas –tampoco en las escuelas de titularidad pública–, ni privarlo de las aportaciones que las comunidades religiosas quieren hacer al bien común. El Estado que asume la cuestión escolar entre sus preocupaciones no puede eludir el planteamiento de cuestiones relevantes de orden religioso o ideológico. El art. 7 de la Ley Fundamental en principio permite, también en el marco de la

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares