Estados Unidos: profesionales se pasan a la enseñanza

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 48s.

Durante los últimos 15 años, en Estados Unidos se ha duplicado el número de personas que han dejado su profesión para dedicarse a la enseñanza, hasta alcanzar un total de 50.000. Antes, la nota común de los nuevos profesores era haber terminado la carrera hacía ocho o diez años; pero cada vez son más personas de entre 50 y 60 años, en especial hombres, que se orienta hacia la docencia.

Quienes han tomado esta decisión pueden recibir la formación que necesitan en cualquiera de los 300 cursos que se imparten en todo el país, la mitad de ellos puestos en marcha a partir de 1990. Uno de los programas más conocidos es Troops to Teachers, diseñado para militares, y que desde 1994 ha formado a 2.300 profesores. También hay cursos para físicos, ingenieros, voluntarios de fuerzas de pacificación que han terminado su servicio, etc., según refleja el International Herald Tribune (29-IX-97).

Algunos colegios prefieren profesores de estas características por su madurez, confianza en sí mismos, autodisciplina en el trabajo, experiencia, y porque suelen estar más motivados. También los educadores ven con simpatía a estos profesores, pero les aconsejan que antes de enfrentarse a la nueva tarea evalúen con realismo sus conocimientos personales y adquieran alguna experiencia de trato con niños. Michael Andrew, director de formación de profesorado de la Universidad de New Hampshire, afirma que “mucha gente piensa que puede hacer esto porque son buenos en su trabajo, pero a veces subestiman el esfuerzo mental y emocional que exige esta profesión, y a menudo carecen de la aptitud necesaria para hacerse cargo de las clases actuales con alumnos de distintas procedencias y culturas”.

Lo importante es que los candidatos reciban una formación adecuada. Algunos cursos, de unas pocas semanas, no son suficientes para adquirir la competencia que precisa un profesor. Por eso, abandonan la docencia el primer año del 20% al 50% de los que realizan esos cursos. En cambio, sólo abandonan el 5% de los que obtienen el título en programas más completos, de varios meses de duración.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares