Estados Unidos: más fondos federales para promover la continencia en las escuelas

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 1m. 33s.

El presidente de Estados Unidos, George Bush, se ha comprometido a otorgar más fondos federales para los programas de educación sexual que promuevan la continencia entre los estudiantes. Según Bush, “no debemos tener miedo de enseñar lo que está bien y lo que está mal”.

Algunos piensan que repartir preservativos es mucho más eficaz. Sin embargo, numerosas iniciativas demuestran que promover la abstinencia sexual funciona. “Best Friends” es un programa de este tipo desarrollado en Washington D.C., en el que participan 4.000 chicas jóvenes. Entre las participantes, los casos de embarazo rondan el 1% (en el Distrito, se dan embarazos en el 26% de las estudiantes de secundaria) y solo el 5% de las participantes tienen relaciones sexuales antes de llegar a décimo curso (en el Distrito son el 63%).

Según un estudio realizado en los diez mayores condados de Tennessee, los tres que cuentan con programas que favorecen la abstinencia sexual experimentaron un descenso de embarazos de adolescentes de entre el 14% y el 38%, de 1991 a 1996. En cambio, los que enseñan “sexo seguro” o no tienen un programa claro de educación sexual registraron un descenso máximo de solo el 7%. En ese mismo periodo, el Estado de Michigan puso en marcha la campaña llamada “The Michigan Abstinence Partnership”, con la idea de hacer de la continencia sexual una norma culturalmente aceptada. El resultado fue que de 1991 a 1996 se pasó de los 58,7 a los 47,5 nacimientos por cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años: un 19,1% menos que los años anteriores. En cambio, el porcentaje nacional solo bajó un 11,9% durante ese periodo.

En su intervención, Bush dijo que hay circunstancias difíciles, pero eso no es excusa para bajar el nivel educativo: “Si se baja el listón, vamos a tener unos resultados que no se corresponderán con el futuro que deseamos para todos los niños”.