El mapamundi de la libertad de enseñanza

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Muchos de los países donde padres y colegios tienen mayor libertad de enseñanza están en Europa Occidental, según el Informe 2007/2008 sobre las libertades educativas en el mundo, elaborado por OIDEL. España ocupa un lugar mediocre entre sus vecinos.

OIDEL (Organisation Internationale pour le Droit à l’Éducation et la Liberté d’Enseignement ), ONG con estatuto consultivo ante la ONU y la UNESCO, publicó en 2002 su anterior análisis de la libertad de enseñanza en el mundo (cfr. Aceprensa 167/02). En la última edición del informe ha perfeccionado las mediciones y ha ampliado el ámbito de estudio a cien países, que suman aproximadamente el 95% de la población mundial.

Las estimaciones se hacen con arreglo a varios criterios: la libertad para crear y gestionar escuelas no gubernamentales (ENG) según la legislación; la financiación estatal de la enseñanza en las ENG; la libertad de los padres para elegir escuela; la legislación sobre la opción de la enseñanza en casa (homeschooling). Otro baremo califica el grado de autonomía de los centros escolares, aspecto que no figuraba en la edición anterior. El informe mismo precisa que al puntuar también ese criterio “hemos querido resaltar que una verdadera libertad de enseñanza supone la autonomía de los centros escolares”.

De hecho, 20 puntos de 100 califican el criterio de la autonomía real de las ENG. Este criterio contempla cuatro aspectos: la libertad para desarrollar un carácter propio, la libertad en la admisión de alumnos, la libertad de contratar y gestionar al personal y el dominio del control de calidad.

En la clasificación resultante, un buen número de países europeos figuran en cabeza, con Dinamarca, Finlandia, Irlanda y Bélgica en las cuatro primeras posiciones. Chile es el primer país latinoamericano (10); entre los puestos 20 y 40 aparecen otros seis países del continente americano. España ocupa la posición 19.

Filipinas (21), Tailandia (30) y Singapur (31) son los primeros asiáticos. África no aparece hasta la mitad de la tabla. En general, los treinta puestos finales los ocupan países con regímenes autoritarios, dictaduras comunistas (Camboya y Cuba son los últimos) o naciones de confesionalidad musulmana no tolerante. De esos treinta últimos, quince son africanos.

En el mapamundi diseñado por este informe, España queda por detrás de doce países europeos. Esta mala posición en el entorno no es porque no esté reconocido el derecho a crear centros de enseñanza, expresamente garantizado en el artículo 27.6 de la Constitución: en este aspecto, España obtiene la puntuación máxima.

Prescindiendo de la falta de amparo legal para la enseñanza en casa, sin apenas tradición ni presencia en España, las malas notas tienen otro origen. En el criterio de la autonomía de los colegios, España sólo obtiene la mitad de los puntos (10 de 20), en particular por el intervencionismo de algunos gobiernos regionales en la admisión de alumnos en centros concertados. También la red educativa Eurydice asignó un lugar discreto a España en su análisis de la autonomía de las ENG para la gestión del presupuesto del centro y la selección de personal (cfr. Aceprensa 28/08). Por ese mismo motivo, OIDEL resta puntos a España en el capítulo de la libertad para elegir colegio por parte de los padres: le da 13 puntos de 16, frente a los países del norte de Europa, que obtienen la nota máxima.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares