El gobierno cierra escuelas privadas en Zimbabue

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 2m. 10s.

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, ordenó a comienzos de mayo el cierre de las 45 escuelas privadas del país, en las que estudian 30.000 estudiantes. Al menos nueve directores de escuelas han sido detenidos y otros están escondidos. Mugabe acusa a las escuelas de “racistas” por haber elevado las cuotas un 50%, pues dice que con esta subida se expulsa a los alumnos negros. Hay que tener en cuenta que la inflación asciende en este momento al 580%, lo que dificulta en gran medida el funcionamiento de los colegios.

El gobierno solo permitía incrementar las cuotas un 10%. Las escuelas habían solicitado repetidamente por escrito que se les permitiera una subida mayor, sin que el gobierno contestara. Finalmente, las escuelas elevaron las cuotas, previa consulta a los padres.

Antes de la independencia en 1980, los colegios privados eran exclusivamente para blancos. Desde hace unos años, cuando comenzó la ocupación de tierras de granjeros blancos y las violencias contra ellos, se ha dado un importante éxodo de la población blanca. En consecuencia, ahora en muchas escuelas la mayoría de los estudiantes son negros, así como también buena parte del profesorado. Quienes pueden pagar, tanto blancos como negros, van a escuelas privadas, pues las escuelas públicas están en condiciones críticas por la bancarrota del gobierno. El propio hijo de Mugabe y los de otros ministros estudian en estas escuelas privadas. Las escuelas, aunque son para familias con medios económicos, ofrecen también becas.

Algunas escuelas han recurrido el cierre ante los tribunales. Hartmann House, una escuela católica para chicos donde estudia el hijo de Mugabe, ha vuelto a abrir, después de que el juez declarara ilegal la clausura. Pero el gobierno de Mugabe tiene ya un historial de tomar medidas dictatoriales y de no respetar las decisiones de los jueces. “Este es un clásico ejemplo de cómo el gobierno de Mugabe utiliza el argumento racial y usa a los blancos como coartada para justificar el fracaso de sus políticas”, ha declarado a The Guardian (8 mayo 2004) John Makumbe, profesor de ciencia política de la Universidad de Zimbabue. Es lo mismo que hizo anteriormente para justificar la ocupación de tierras y el cierre de la prensa privada que criticaba al gobierno.

En medio de la crisis económica las escuelas públicas tienen una gran escasez de material, de profesores y de instalaciones, con hasta 80 alumnos por aula. Según el Fondo Monetario Internacional, las inscripciones han bajado un 60% porque las familias no pueden pagar las tasas.

(Con informaciones de Águeda Colom desde Johannesburgo)

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares