Demasiados certificados de calidad en la universidad española

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Duración lectura: 3m. 14s.

Con el deseo de lograr centros académicos de elite entre las universidades españolas y mejorar su posición en los rankings internacionales, el gobierno de Rodríguez Zapatero ideó en julio la figura de Campus de Excelencia Internacional (CEI), grandes centros punteros en enseñanza e investigación, que pueden agrupar a varias universidades. Al mismo tiempo, convocó el primer concurso para seleccionar 15 proyectos y financiar su implantación en el caso de universidades públicas. Junto con ello se creó el “subprograma de I+D+i y transferencia de tecnología” para subvencionar acciones concretas que sean decisivas para mejorar el rendimiento científico de la universidad española.

A finales de septiembre se ha publicado el resultado de la primera fase del concurso. Los 15 proyectos, reservados a universidades públicas, han correspondido a las universidades de Córdoba, Granada, Sevilla, Cantabria, Rovira i Virgili de Tarragona, Barcelona, Pompeu Fabra de Barcelona, Autónoma de Barcelona, Complutense de Madrid, Politécnica de Madrid, Carlos III de Madrid, Autónoma de Madrid, Valencia, Santiago de Compostela y Oviedo.

En esta primera fase de la convocatoria, los 15 proyectos de CEI seleccionados recibirán ayudas por un importe máximo de 200.000 € cada uno para elaborar un plan estratégico de implantación y presentar su propuesta ante otra comisión, esta vez de carácter internacional. Ésta será finalmente la encargada de decidir cuáles son los proyectos que podrán optar a la mención de CEI y recibir financiación para ejecutarse en su totalidad. El gobierno ha previsto destinar 150 millones de euros en préstamos a las comunidades autónomas para que gestionen directamente las subvenciones. La decisión final se conocerá el 30 de noviembre.

Estas ayudas están destinadas exclusivamente a las universidades públicas; las privadas, aunque han podido solicitar ser incluidas en la categoría de CEI, tendrán que recurrir a otras formas de financiación si quieren poner en marcha sus planes estratégicos. De las 27 universidades privadas que existen en España, 7 se han presentado, pero sólo han pasado esta primera fase 3: la Universidad de Navarra, la de Deusto y la Ramón Llull.

Las universidades privadas no solo son discriminadas a la hora de la financiación, sino que además han recibido una serie de “recomendaciones” para acceder a la evaluación internacional.

Entre los proyectos presentados por las universidades públicas, otros 13 han recibido una “Mención de calidad”. ¿Quién decía que faltaba calidad en la universidad española?

También se han hecho públicos los proyectos beneficiarios de las ayudas previstas por el “subprograma de I+D+i y transferencia de tecnología”. En total, 22 proyectos, en los que participan 28 universidades públicas, podrán repartirse los 50 millones de euros destinados este año por el gobierno para la mejora de la enseñanza universitaria.

Aparentemente España pretende de esta forma seguir la tendencia de algunos países europeos, que desde hace algún tiempo se apartan de la subvención pública indiscriminada y apuestan por seleccionar cuidadosamente los proyectos universitarios que financiar. El año pasado el gobierno francés aprobó una iniciativa similar, llamada “Operación Campus” (ver Aceprensa 18-06-2008), que financió los diez mejores planes de renovación. En Alemania el programa para la creación de universidades de elite comenzó en 2006 y cuenta con ayudas estatales y de los Länder (ver Aceprensa 1-11-2006).

Sin embargo, en el caso español la financiación adicional es menos selectiva. La convocatoria oficial prevé diferentes programas de ayudas y subvenciones, y si bien es cierto que sólo algunos proyectos de CEI serán sufragados íntegramente, también lo es que, ya sea dentro de un programa o de otro, 34 de las 50 universidades públicas existentes en el país recibirán dinero extra.