Crece el interés por la religión en las universidades de EE.UU.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El pasado octubre, un comité de la Universidad de Harvard que revisa los planes de estudio propuso implantar una asignatura obligatoria de estudios sobre religión para sus alumnos (ver Aceprensa 108/06). Algunos analistas recuerdan que el caso de Harvard no es un hecho aislado: se observa un interés creciente por la religión en los ambientes académicos.

Todavía no se sabe si Harvard impartirá la asignatura. En cualquier caso, está claro que no va a consistir en una enseñanza religiosa confesional. Más bien, lo que se pretende es estudiar “la interrelación entre la religión y varios aspectos de la cultura y de la sociedad nacional e internacional”. Con esta propuesta, Harvard quiere atajar un problema: el analfabetismo religioso que ha producido la cultura secularizada de las últimas décadas.

En general, las valoraciones sobre esta iniciativa han sido positivas. Muchos coinciden en que la religión ayuda a comprender la complejidad del mundo de hoy: una persona cultivada, creyente o no, estará mal preparada si carece de conocimientos religiosos. De todos modos, algunos analistas han recordado que en esto Harvard no innova. Como explica John Schmalzbauer en “The Wall Street Journal” (15-12-2006), Harvard no ha hecho más que sumarse a una tendencia más amplia en universidades de Estados Unidos. En las universidades gestionadas por instituciones religiosas siempre se han ofrecido cursos de religión. Lo nuevo es que también se están sumando otras de distintos orígenes.

Una de las primeras universidades en abanderar esta causa fue la de Princeton, que implantó el Center for the Study of Religion en 2001. Desde una perspectiva interdisciplinar, expertos de diferentes países reflexionan sobre el papel de la religión en la sociedad contemporánea. Muchas de sus conclusiones se divulgan a los alumnos a través de cursos y seminarios que organiza la universidad. Para el director del centro, Robert Wuthnow, estamos ante “el fenómeno social menos estudiado del siglo XX”.

La Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) también ha prestado especial atención al hecho religioso. Según un estudio realizado por investigadores de esta universidad, los universitarios norteamericanos tienen “fuertes deseos” de conocer la religión. A la vista de los resultados del estudio -realizado a partir de 112.000 entrevistas-, la UCLA decidió crear un instituto para responder a la demanda de los estudiantes.

ACEPRENSA

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares