Orson Welles

13.Sep.2000
Una de las mejores películas de Welles, que llevó al cenit su fama de director problemático, al gastarse en la primera secuencia el presupuesto de la película.